Habas con huevos

Otra forma de comer habas, es juntándolas con un manjar digno de reyes: los huevos. Seguramente los habréis probado fritos, rotos, cocidos, escalfados, poché… Pues ahora hay que ser valiente y hacerlos revueltos y con verduras, como si fuese una tortilla francesa con condimentos. ¿Os ruge ya el estómago? Pues coged de la despensa:

  • 500 gramos de habas (deliciosísimas en la tiendadeconservas.com)

  • 3 huevos grandes

  • 3 dientes de ajo

  • 1 cebolla

  • Un poco de aceite de oliva

  • Un vaso de agua

  • Un poco de sal

Una vez sacada toda la artillería (pesada o no) habernos lavado las manos, toca remangarnos y dar rienda suelta a nuestra coordinación de ingredientes y movimientos. Lo primero es prestar atención a las habas: hay que sacarlas de las vainas, las cuales luego tiramos. Tras haberlas pelado, las echamos a la olla con agua hirviendo y un poquirritín de sal, dejándolas cocerse alrededor de 10-15 minutos, lo justo para que se les ablande un poco su duro corazón.

A los ajos les hacemos caso mientras tanto, pelándolos y picándolos con mucho esmero, igual que con las cebollas. Lo mejor es que no sean ni “mu grandes” ni “mu peques”, porque así se podrá cocinar mejor. Lo echamos todo en la sartén, sofriendo primero la cebolla (con algo de sal) y luego invitamos a los ajos a la fiesta, cuando las cebollas se hayan pochado un poco.

Tendremos que removerlo de vez en cuando, para que se doren y luego echamos las habas. Ponemos el fuego a fuego medio durante unos minutos y seguimos removiendo, que se tienen que saltear “una poquita” por todos lados. Lo siguiente es echar un vasito de agua a la sartén y cuando ese agua empiece a hervir, bajamos un poco más el fuego, dejando que se cueza todo hasta que se evapore el agüita.

Técnicamente, tendrían que haberse ablandado ya, pero como cada fuego y sartén es un mundo, hay que tener en cuenta que, si no se han ablandado, lo mejor es echar otro poco de agua.

Bueno, cuando ya estén tiernitas (las habas), nos ponemos con los huevos, porque la receta era habas con huevos revueltos y tal… En fin, los echamos en la sartén, estrellándolos contra las habas y removemos, que son revueltos. Cuando se hayan mezclado bien por todos lados, bajamos a fuego lento.

Cuando los huevos se cuajen bien, tendremos ya el revuelto, el cual serviremos en caliente. Es entonces, y solo entonces, cuando estaréis preparados para tamaña delicatessen. Bon apetit!

Por cierto, para ahorrarnos la preparación de las habas, es decir, no tener que cocerlas, lo mejor son las habas en conserva de nuestra tienda de conservas, donde sólo vas a encontrar las conservas artesanas de mejor calidad.